Enfermedades comunes

Hoy vamos a tratar un tema que suele pasar por alto en todas las mesas de juego que conozco. ¿Qué ocurre si mi héroe después de dos días caminando bajo la lluvia y durmiendo en el barro se resfría? Soy consciente de que no todo el mundo quiere ser tan extremadamente realista, pero cuando uno sufre alguna molestia en los dientes o en el ojo, por ejemplo, siempre se oye la conocida frase “nunca te acuerdas de la boca hasta que te duele”. Y ciertamente es muy molesto. Es por eso que nos hemos preguntado qué impacto tendría en nuestros personajes cosas tan comunes para nosotros como un resfriado o un dolor de cabeza.

A continuación se muestran las enfermedades y dolencias y sus posibles efectos en sistemas de juego.

Asma:
- Penalizadores muy severos a los esfuerzos prolongados.

Dolor de cabeza:
- Penalizadores severos a las habilidades mentales, concentración y lanzamiento de hechizos.
- Penalizadores leves a ciertas tiradas sociales según la circunstancia (como por ejemplo, en una fiesta)

Dolor de muelas:
- Penalizadores severos a tiradas sociales.
- Penalizadores leves a ciertas tiradas mentales.

Gastrointeritis:
- Penalizadores moderados al combate y habilidades atléticas.
- Penalizadores severos al movimiento.

Gripe:
- Penalizadores severos a tiradas de Percepción. Imposibilidad total para el uso del olfato.
- Penalizadores medios al movimiento (salvo subida de adrenalina, que se ignorarían)
- Penalizadores severos a las habilidades mentales, concentración y lanzamiento de hechizos.
- Penalizadores severos a tiradas de Percepción.
- Penalizadores severos a tiradas de Fuerza.

Malestar general:
- Penalizadores de leves a medios al movimiento (salvo subida de adrenalina, que se ignorarían)
- Penalizadores a tiradas de Voluntad, Fuerza de Voluntad, Templanza y similares.
- Penalizadores leves a tiradas de Percepción.

Resfriado:
- Penalizadores leves a tiradas de Percepción. Imposibilidad total para el uso del olfato.
- Penalizadores leves a las habilidades mentales, concentración y lanzamiento de hechizos.

Mención aparte merecería la menstruación, que sin ser una enfermedad sí es algo que puede pasar de incómodo a doloroso, y ser un inconveniente a tener en cuenta en ciertas tareas (como esfuerzos prolongados o acrobacias que requieran de la zona abdominal, que suele sufrir dolores) pero como esto varía mucho según la mujer, preferimos no meternos en barro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada